Archivo

Posts Tagged ‘fe’

El tema de la semana: Un ‘Cristiano triste’ es …un ‘triste cristiano’

febrero 24, 2012 3 comentarios

Hace una semana creamos la sección ‘El tema de la semana‘; la cual consiste en cada semana tratar un tema a petición de algún lector – obvio siguiendo la línea de los temas que son tratados en este blog -, se puede enviar el tema por vía de los comentarios del post actual o enviarlo de manera anónima escribiendo al correo elrincongozoso@gmail.com (correo del blog) y expresar ahí qué tema gustaría que tratáramos de manera especial en un post, en caso de que una semana haya mas de un tema propuesto trataremos el de aspecto más generalizado y el próximo lo trataremos en otra ocasión.

En esta semana, veremos un tema propuesto por el estimado lector ‘jama.bendiciones’:

Un ‘Cristiano triste’ es… un ‘triste cristiano’.

*Un Cristiano es un seguidor de Cristo, así se les llamó a los discípulos por primera vez en Antioquía (ver Hechos 11:26).

*Según La Biblia la tristeza es sinónimo de los siguientes: adversidad, angustia, calamidad, dolor, malo, miseria, padecimiento, sufrimiento y tribulación, todo esto lo resumimos en una sola palabra Aflicción.

Ahora bien, veamos que dijo Jesús sobre esto:

San Juan 16:33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Aquí hay algo interesante, Jesús nunca nos prometió una vida de pétalos y de rosas en esta tierra, al contrario varias veces nos advirtió de lo difícil que sería nuestro camino en esta tierra, lo que sí nos prometió siempre fue La Victoria, en San Juan 16:33 Jesús reconoció y nos avisó que tendríamos aflicción, por lo tanto eso no debe tomarnos por sorpresa.

Un Cristiano triste es un Cristiano que se encuentra agobiado por una o varias aflicciones en su vida, no entraremos en detalles sobre las aflicciones pero a nivel general puede ser por: La pérdida de algún ser querido, problemas familiares, problemas económicos, problemas de salud, problemas emocionales, entre muchos otros más, en síntesis un Cristiano – y todo ser humano – está triste cuando las cosas no le salen bien y no aconteció lo que deseaba.

Hasta ahí todo está bien, la tristeza es parte de nuestras emociones, Jesús también reconoció esto (ver San Juan 16:20), incluso el propio Jesús estuvo triste (ver San Mateo 26:38) lo que nos indica que la tristeza no es el problema, el problema está en nuestra reacción por causa de la tristeza.

Veamos la declaración de un Cristiano modelo ante la tristeza:

2 Corintios 4:7-9, 16-18 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros, que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados;  perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos… Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.

En esta declaración el Apóstol Pablo se define como un vaso de barro que está atribulado, en apuros, que es perseguido, que ha sido derribado, con un cuerpo que se va desgastando – que va muriendo – por causa de la tribulación, pero él no estaba enfocado en las cosas temporales – de esta tierra – sino en las eternas – las celestiales.

Un Cristiano triste se convierte en un triste cristiano cuando su actitud no es correcta, cuando se deja arropar por los agobios que tiene por causa de las aflicciones, un Cristiano triste se convierte en un triste cristiano cuando pone su vista en las cosas temporales en vez de en las eternas, cuando pone su mirada en la enfermedad y no en El Sanador, en la escasez y no en El Proveedor, en la muerte y no en El Dador de La Vida, en la circunstancia y no en El Dador de La Fe.

Un Cristiano triste se convierte en triste cristiano cuando no tiene Fe.

Hebreos 11:1,6 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve… Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

La Fe consiste en estar convencidos que recibiremos aún sin saber de dónde vendrá – aunque sabemos Quien lo enviará -, un Cristiano puede estar triste por alguna situación en específico, pero su Fe lo mantiene tranquilo y confiado en que Dios tiene El Control y así como dijo el Apóstol Pablo tiene presente que dicha tribulación es momentánea, pero que aunque “lo momentáneo” tarde, seguirá mirando lo eterno y no lo temporal.

En cambio un cristiano triste, ha perdido la esperanza que su situación tenga solución y ha entrado en lo que viene siendo una “depresión espiritual”, entrando en una fase de negación, No ora – o lo hace por rutina -, No se congrega – o lo hace por costumbre -, No lee La Biblia – o lo hace por rutina -, No ayuna – ya no le encuentra sentido – y por supuesto No testifica – “¿Y qué voy a testificar si Dios no me responde?” -, entre otros.

En fin se puede decir que un cristiano triste se ha “lanzado al abandono” – craso error -, ya que está poniendo a su tristeza por encima de Dios – ya que si Dios no puede resolver su situación es porque la misma es mayor que Dios, lo cual es un tremendo error de percepción – No hay absolutamente nada que esté por encima de Dios, por lo que rendirnos ante una aflicción es sinónimo de minimizar a Dios, lo cual es pecado.

San Lucas 1:37  Porque nada hay imposible para Dios.

San Lucas 18:27  Él les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.

San Mateo 19:26  Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible.

San Marcos 9:23 Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.

Yo quiero confesar que hace unos años yo pasé por un período de negación – en el que llegué a pensar que mi situación no tendría solución – y entré en rebeldía contra Dios, cabe resaltar que mi base Cristiana me permitió recapacitar sobre el error que estaba cometiendo y como siempre sucede – El Plan de Dios es mejor que nuestro plan y las cosas salieron dos o tres veces mejor de lo que yo pensaba que saldrían -, cuando esto aconteció no me quedó de otra que caer de rodillas, llorar y pedirle perdón a Dios por el grave pecado que había cometido – el dudar de Él -, desde ese día llegué a la conclusión – ya lo sabía pero ese día lo reafirmé en mi vida – que no hay razón alguna para dudar de Dios.

Yo no juzgo a un Cristiano triste que se convierte en un triste cristiano – yo pasé por esa -, ahora bien mi recomendación a ti que en estos momentos lees este post y pasas por esa situación es que vuelvas a Dios, yo te lo digo no con teorías baratas sino porque yo lo viví en carne viva, estuve varios años con una situación que “no tenía solución”, pero no era así, sino que simplemente no había llegado El Tiempo de Dios, cuando llegó dicho tiempo todo se resolvió ¡sin yo mover ni un solo dedo!, Dios se encargó de TODO, Él hizo TODO, yo no hice NADA, por lo que cuando te hablo del tema yo se de lo que te estoy hablando, vuelve a Dios, pídele perdón, espera en Él y verás como todo a su debido momento tendrá solución.

Zacarías 1:3  Diles, pues: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos a mí, dice Jehová de los ejércitos, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos.

Dios te bendiga!

Si aún no has aceptado a Jesucristo como Señor y Salvador, te invito a leer el Plan de Salvaciónhttps://elrincongozoso.wordpress.com/plan-de-salvacion/

***

Si deseas que tratemos algún tema déjanoslo saber a través de un comentario o si quieres que sea de manera anónima escríbenos a elrincongozoso@gmail.com

Sígueme en twitter: @AngelAntonioD

La Oración es Acción II

diciembre 7, 2011 4 comentarios

Primera parte

La oración en acción necesita de: FE – ORACIÓN – ACCIÓN – RESULTADOS

Recordando que la oración es la más grande de todas las armas. Es el arma más grande contra Satanás, y es nuestra más grande arma para con Dios. El mejor medio para obtener la santidad personal y fortaleza moral, es la oración. Dios demanda de sus hijos santidad, para adorarle. (Salmo 29:2). El cristianismo tiene que entregarse a la oración por su pueblo, no simplemente para que sea salvado, sino para que sea salvado poderosamente. Los apóstoles se postraban en oración, para que sus santos fueran hechos perfectos; no para que “fueran llenos de toda la plenitud de Dios”. (Efesios 3:19).

La oración es una de las características principales de una fuerte dirección espiritual. Los hombres de oración poderosa, son hombres de energía que plasman los acontecimientos. Su constante acercamiento a Dios es el secreto de sus conquistas. ¿Cómo puede un líder cristiano hablar, predicar, enseñar, sin tener en su privacidad con el Señor, un mensaje directo de Él? ¿Cómo puede hacer estas cosas sin avivar su fe, aclarar su visión y encender su corazón acercándose a Dios? Ay, de los labios que no son tocados por esa llama del Altar. Las verdades divinas nunca brotan con poder de esos labios secos y sin unción.

La mejor y más grande ofrenda es una ofrenda de oración, “Orad sin cesar” es la llamada de Dios a sus hijos en este siglo. Un ministerio sin oración, es el agente funerario de la verdad de Dios. Y nunca será acto para el señor. Cuando el ministerio es acompañado de oración, Dios nos permite ver señales, milagros y prodigios, y ver a su pueblo transformado para su gloria. Esto es la oración en acción.

¿Qué ocurre cuando se pone la oración en acción? Algo muy especial: Si hemos establecido una relación personal con Cristo, Él nos toma a cada uno de la mano y nos guía a la presencia de Dios, pero no solamente debemos entrar a Su Presencia, sino que debemos poner en práctica el estar y permanecer en Su Presencia. Resulta que cuando entramos a Su Presencia y permanecemos en ella, experimentamos una relación con Dios más calurosa y menos rutinaria, muchas vidas van a ser cambiadas, muchos problemas solucionados, entre otros. En verdad, los cristianos somos gente privilegiada y uno de nuestros privilegios es la oración.

Continuará…

***

Te invito a leer el Plan de Salvación, si aún no has aceptado a Jesucristo como Señor y Salvador: https://elrincongozoso.wordpress.com/plan-de-salvacion/

Sígueme en twitter: @AngelAntonioD

¿Por qué debo dudar si lo que me espera me lo dijo El Señor?

noviembre 18, 2011 4 comentarios

San Mateo 14:31 Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?

¿Por qué debo dudar si lo que me espera me lo dijo El Señor? es un estribillo de una canción de Alex Zurdo que estuve escuchando y la verdad es que quedé impactado de la profundidad de lo dicho en tan pocas palabras. Dios es Todopoderoso (Génesis 17:1), nada es imposible para Él (Lucas 1:37), Todo lo podemos en Cristo (Filipenses 4:13), por lo tanto Dios está en control de todas las cosas, incluyendo nuestra propia vida.

Números 23:19 Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?

Dios nunca te ha mentido, ni te mentirá, si Dios dijo que algo vendrá a tu vida, espéralo, no importa que tan difícil sea vea, recuerda que nada hay imposible para Él (Lucas 1:37),.

Deuteronomio 7:9 Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones.

Dios no es como los hombres que varían su opinión de un momento a otro, o que prometen algo y luego se arrepienten, ¡No!, Dios es fiel a Su Palabra, fiel a Su Promesa, Él cumple lo que promete, así que no te impacientes en el proceso de la espera, confía en Dios y verás que las cosas son mucho mejor a Su manera.

Mi recomendación es que te asegures que halla sido Dios quien te prometió lo que te espera, y que no halla sido fruto de tu emoción y deseo – porque de ser así no es una garantía de que sucederá – ahora bien, si tienes la seguridad de que lo que esperas es porque Dios te lo ha prometido, entonces todos los días dale las gracias y confía tranquilamente porque acontecerá, en el medio de tu espera te recomiendo leer: Si no fue ayer… lo espero hoy.

Salmo 25:2a Dios mío, en ti confío.

Sígueme en twitter: @AngelAntonioD

Dos Ejemplos de Fe Extrema

noviembre 8, 2011 2 comentarios

San Marcos 5:21-28

Pasando otra vez Jesús en una barca a la otra orilla, se reunió alrededor de él una gran multitud; y él estaba junto al mar. Y vino uno de los principales de la sinagoga, llamado Jairo; y luego que le vio, se postró a sus pies, y le rogaba mucho, diciendo: Mi hija está agonizando; ven y pon las manos sobre ella para que sea salva, y vivirá.

Fue, pues, con él; y le seguía una gran multitud, y le apretaban. Pero una mujer que desde hacía doce años padecía de flujo de sangre, y había sufrido mucho de muchos médicos, y gastado todo lo que tenía, y nada había aprovechado, antes le iba peor, cuando oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto.  Porque decía: Si tocare tan solamente su manto, seré salva.

 Ejemplo: Modelo a seguir.

Fe: Creer aún cuando no hay lógica para hacerlo.

Extremo: Algo que sobrepasa los límites.

Ejemplo de Fe Extrema: Persona que se convierte en un modelo a seguir por haber creído por encima del límite aún cuando no había razón lógica para hacerlo.

1- Jairo se humilló ante Jesús

San Marcos 5:22 Y vino uno de los principales de la sinagoga, llamado Jairo; y luego que le vio, se postró a sus pies.

Conclusión: Al humillarnos conquistamos La Gracia de Dios. (dice San Lucas 18:14c “El que se humilla será enaltecido”).

2- Jairo no dejó de pedirle a Jesús

San maros 5:23 Mi hija está agonizando; ven y pon las manos sobre ella para que sea salva, y vivirá.

Conclusión: Cuando somos persistentes obtenemos La Atención de Dios. (dice San Mateo 7:7 “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá”).

3- La Fe nos impulsa a realizar acciones extremas

San Marcos 5:25-28 Pero una mujer que desde hacía doce años padecía de flujo de sangre, y había sufrido mucho de muchos médicos, y gastado todo lo que tenía, y nada había aprovechado, antes le iba peor, cuando oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto.  Porque decía: Si tocare tan solamente su manto, seré salva.

Características de la mujer que padecía flujo de sangre

a) Doce años con flujo de sangre.

b) No tenía dinero, ya que todo lo había gastado en los médicos.

c) Oyó hablar de Jesús. (dice Romanos 10:17 “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios”).

d) Se atrevió a tocar a Jesús.

Conclusión: Si queremos recibir un Milagro de parte de Dios debemos de atrevernos a realizar acciones extremas. (dice 1 Corintios 1:18 “Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios”).

En los versos 29 al 43 de San Marcos 15 podemos ver el desenlace de ambas historias, la hija de Jairo murió y Jesús la resucitó, y la mujer del flujo de sangre no tan solo fue sanada sino que fue elogiada por Jesús – y eso ya es mucho decir – tomemos estos dos ejemplos y atrevámonos a realizar acciones ilógicas – para los parámetros humanos – impulsadas por una Fe Extrema.

Sígueme en twitter: @AngelAntonioD

Si no fue ayer… lo espero hoy

octubre 28, 2011 3 comentarios

Salmo 37:5 Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.

“Si no fue ayer… lo espero hoy”. 

Esas palabras las escuché hace algunos momentos en el canal de televisión cristiano Enlace, de los labios del cantante Alex Roa, en el cual él hablaba sobre un milagro que espera de parte de Dios; en síntesis: Su hija nació de apenas seis meses y tenía tan solo dos libras, tenía complicaciones en pulmones y riñones, los médicos dijeron que se iba a morir, sin embargo Dios obró un milagro y la niña sobrevivió pero tiene problemas de la vista y Alex sigue esperando en Dios que su hija puede quedar con su vista restaurada – eso es Fe – y dentro de su testimonio dijo él: “Si no fue ayer… lo espero hoy”. 

¿Cuántos de nosotros no estamos esperando en Dios pero cuando vemos que los días transcurren y no sucede nada nos desesperamos y las dudas invade a nuestro corazón? ¿Cuántos no pensamos que Dios ya nos olvidó, que Dios ya no se acuerda de nosotros?

Yo fui uno de ellos, yo llegué a pensar que no veía lo que esperaba de parte de Dios, yo llegué a pensar que Dios no obraría en mi vida, yo llegué a pensar que lo que quería no se iba a lograr, sin embargo un día Dios decidió que había llegado el final de la espera y eso que yo tanto anhelaba tan solo ocurrió… y obviamente yo fui feliz, le pedí perdón a Dios por mi incredulidad y desde ese día confirmé – porque ya lo sabía – y a cada rato me repito a mi mismo “No hay razones para dudar de Dios”.

Salmos 40:1  Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor.

“Si no fue ayer… lo espero hoy”. 

Probablemente hallan cosas que esperas que acontezcan en tu vida pero aún no se han hecho realidad – yo también espero – sueños que aún no se han concretizados, metas que no han sido alcanzadas … y los días siguen transcurriendo … y no pasa nada … y los días siguen corriendo … y aún no ves nada.

No te desesperes, vive el día a día, sigue confiando en Dios, sigue esperando en Él, pero sobre todo nunca dejes de orar, ora con pasión, ora con deseo, ora con fervor, ora de corazón, pero hazlo pacientemente, Dios no se ha olvidado de ti, Dios te tiene presente, pero sobretodo: Dios quiere ver el tamaño de tu Fe, no olvides algo: Dios está por encima de los problemas, Dios está por encima de las circunstancias, Dios es Dios y nada es imposible para él (San Lucas 1:37).

Isaías 55:9 Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.

Dios hoy puede hacer por ti mucho más de lo que esperas que Él haga por ti. Recuerda siempre, Salmo 37:5 Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará. Porque “Si no fue ayer… lo espero hoy”. 

Sígueme en twitter: @AngelAntonioD

Somos justos por medio de La Fe

julio 18, 2011 4 comentarios

Romanos 3:21-28 Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús.

A quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús.

  ¿Dónde, pues, está la jactancia? Queda excluida. ¿Por cuál ley? ¿Por la de las obras? No, sino por la ley de la fe. Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley.

Bíblicamente hablando cuando decimos que una persona es justa es porque es una persona íntegra, perfecta, recta y dada a la justicia; y la justicia no es más que el conjunto de equidad, integridad, buen juicio, rectitud, santidad, santificación y verdad.

Ahora bien, el ser humano no tiene capacidad para ser justo por sí mismo; ya que el ser humano es inclinado al pecado, por lo tanto necesita una fuente que le permita justificarse.

La Justicia de Dios es por medio de La Fe en Jesucristo

Romanos 3:22 La justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia.

A través de La Fe en Jesucristo nuestra manera de pensar y de actuar cambia; ya no pensamos en mentir, en hacer maldad, en hacerle daño a nuestro prójimo, al contrario le deseamos lo mejor aunque éste nos desee lo peor, le amamos aunque nos odie, le bendecimos aunque nos maldiga, queremos que así como Dios tuvo misericordia de nosotros tenga misericordia de él. (ver San Lucas 6:27-36).

Pero también empieza a formarse en nosotros un celo por la justicia, por la santidad, por la rectitud, por la verdad, ya no nos sentimos cómodos con el pecado, no nos sentimos conformes con la injusticia, ya no nos podemos quedar callados y de brazos cruzados ante lo que está mal hecho. (ver San Juan 2:13-17).

Jesús fue El Sacrificio Perfecto para que hubiera Reconciliación entre Dios y La Humanidad

Romanos 3:23-26 Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús.

Dios como muestra de extrema misericordia y justicia buscó la reconciliación entre El y el hombre – nosotros no podemos ser justos por méritos propios – y llegó hasta lo más extremo y excelso al ofrecer a Su Propio Hijo para que sirviera de sacrificio e intermedio para la reconciliación entre El y el hombre. (ver San Juan 3:16, 1 Timoteo 2:5).

De tal manera cuando nosotros ponemos nuestra Fe en Jesús (ver Hebreos 12:2) somos justificados ante Dios y El empieza a sembrar sus cualidades en nuestras vidas.

La Fe en Jesucristo es más que suficiente para que seamos justificados

Romanos 3:27-28 ¿Dónde, pues, está la jactancia? Queda excluida. ¿Por cuál ley? ¿Por la de las obras? No, sino por la ley de la fe. Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley.

La única manera de ser justificados ante Dios es través de La Fe en Jesucristo, no hay otra manera de ser justos, sino es por vía de Jesucristo.

Hechos 4:10-12 Sea notorio a todos vosotros, y a todo el pueblo de Israel, que en el nombre de Jesucristo de Nazaret, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de los muertos, por él este hombre está en vuestra presencia sano.

 Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Sígueme en twitter: @AngelAntonioD

¿Por qué Dios no me escucha?

octubre 26, 2010 2 comentarios

¿Cuántas veces no nos hemos hecho esa pregunta? Yo confieso que yo me las he hecho y muchas, incluso me he atrevido a preguntársela a El mismo, ahora me río de solo pensarlo, tengo que confesar que he tenido la osadía de ¡Enojarme con Dios!

Y es que tengo que sincerarme conmigo mismo antes de empezar a escribir lo que Dios desea que escriba en el día de hoy, ya que sería un hipócrita sino lo hiciera.

El último tercio del año pasado y el primer trimestre de éste fueron de los más drásticos, difíciles y angustiosos de mi vida, no tengo que entrar en detalle pero puedo decir que llegué al punto de ¡Enojarme con Dios! Pensaba que El no me escuchaba, que no me respondía, que quizás no estaba al pendiente de mi, ¡Qué equivocado estaba! Dios estaba más al pendiente de mi que nunca y todo era parte de un proceso que finalmente en Mayo culminó.

Hoy estoy feliz al junto de mi esposa y familia, y aunque no he llegado a la plenitud por la cual Dios me ha escogido, pero si puedo afirmar sin la menor duda, que ¡Dios sí escucha a sus hijos!

Salmo 121:3-4 No dará tu pie al resbaladero, Ni se dormirá el que te guarda. He aquí, no se adormecerá ni dormirá El que guarda a Israel.

¡Hoy más que nunca Dios está al pendiente de ti! y por eso El ha permitido que yo esté escribiendo este post, Dios es Omnipotente, Omnisciente y Omnipresente, El todo puede, todo lo sabe y está en todas partes, en este mismo momento El tiene todo el control de lo que sucede en tu vida, El no te ha olvidado, El te escucha, El escucha cada una de tus oraciones y ve cada lágrima que diariamente derramas, ahora se que te preguntas ¿Y por qué El no hace nada? ¿Por qué me deja en este estado de confusión?

Yo pasé por esa, yo duré meses, y me atrevería a decir años en los cuales me encontraba como sin rumbo por todas las cosas que veía y no comprendía, por las veces que me encontraba sin saber que hacer ¡Hasta un día!

Isaías 55:8-9  Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová.  Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.

No te estoy diciendo con esto que seas conformista, lo que te estoy diciendo es que Dios tiene el control y conoce cada una de tus peticiones, ahora no necesariamente Dios actuará como estamos pensando, sino ¡Mejor de lo que estamos pensando! no necesariamente Dios actuará cuando esperamos que El actúe, sino ¡Cuando sea el tiempo perfecto par actuar! Dios que nos ama sobre todas las cosas actuará según Su Perfecta Voluntad en El Tiempo Perfecto, y entonces será como la mujer que luego de 9 meses de un difícil y riesgoso embarazo da a luz un hermoso, sano y robusto bebé, reirás pensando en todo lo que has pasado y usarás ese testimonio para compartirlo con otros y aumentar su Fe así como yo hago hoy contigo.

1ra. de Pedro 1:6-9 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso; obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.

Bíblicamente hablando todo en la vida tiene un precio, incluso nuestra Salvación es resultado del precio que pagó Jesucristo al derramar Su Sangre en La Cruz del Calvario, Dios pudo haberlo hecho todo desde El Cielo, pero no lo hizo al contrario a través de Jesús quedó demostrado que todo conlleva a una acción a realizar para obtener lo que Dios tiene para con nosotros y esto para nosotros sus hijos es tener Fe, una Fe “ciega”, creerle a pesar de las circunstancias, creerle a pesar de los problemas, del desempleo, del hambre, de la miseria, del dolor, es nuestra Fe la que es probada como el oro, no es la voluntad de Dios de que tu vivas en medio del dolor, de la angustia, de la enfermedad, no es su deseo verte sufrir, verte llorar, El te escucha, El está al pendiente de ti, mírate en el espejo de Job, al final verás El Propósito de Dios manifestarse en tu vida, hacerle ver a los que no creen en El a través de tu testimonio que El es Real.

Romanos 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Todo es parte de un propósito, todo bien saldrá, lo mejor está por venir, La Palabra de Dios no miente, El no te ha fallado, El no se ha olvidado de ti y hoy más que nunca: Dios te escucha.

Síguenos en twitter: @elrincongozoso