Inicio > Biblia, Cristianos, Reflexiones, Vida > El GOZO de La Salvación

El GOZO de La Salvación


Salmo 51:10-12 Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí. No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu. Vuélveme el gozo de tu salvación, Y espíritu noble me sustente.

Cuando nos entregamos a Dios de todo corazón, Él transforma nuestras vidas, purifica nuestra alma, renueva nuestro corazón, pero sobretodo esto nos otorga La Salvación. Cuando somos salvos Dios se encarga de limpiar nuestro corazón (quita de nosotros todo odio, rencor, tristeza, envidia, amargura, entre otros), y nos da un nuevo sentir (Amor, Paz, Tranquilidad, Gozo), conozco una persona que aceptó a Jesucristo como Señor y Salvador unas horas antes de morir, y al hacerlo alzó sus manos y dijo lo siguiente: “Dios es bueno, Gloria a Dios, ya yo no tengo enemigos, Gloria a Dios”, esta persona había tenido varios enemigos en su vida, pero cuando Dios entró en su corazón provocó un cambio tan impactante que al instante esta persona perdonó a todos con los que había tenido problemas en el pasado.

En el día de hoy quiero enfocarme en El Gozo que produce La Salvación. El Gozo produce alegría, delite, regocijo. Alegría porque nos sentimos dichosos por haber sido elegidos por Dios, nos sentimos Amados y esa sensación de Amor que tenemos hace que estemos felices sobre todas las cosas, aún en enfermedad, escasez, o tiempos difíciles, tenemos esa sonrisa dibujada en nuestro rostro, o mayor aún en medio de las lágrimas le damos gracias a Dios porque por encima de todas las cosas sabemos que Él nos Ama, y no hay nada comparado con esto.

El Gozo de La Salvación nos produce Deleite porque tenemos el placer de tener a Dios en nuestras vidas, y créanme que no hay palabras para describir la delicia que es sentir a Dios en nuestro ser, sentir a Dios en lo que hacemos, sentir a Dios en lo que vivimos, en lo que cada día vemos, sentir a Dios en medio nuestro.

El Gozo de La Salvación nos produce Regocijo ya que estamos desbordados por causa de la felicidad que sentimos, El Gozo no depende de situación terrenal (ya sea personal, de pareja, familiar, social, económica, de salud, o cualquier otra), nuestro Gozo depende de Dios y como somos Salvos sabemos que Dios está con nosotros y en nosotros, por lo tanto vivimos regocijados, nuestro regocijo va más allá de los problemas, va más allá de lo que pueda o no pasar en nuestra vida, nuestro regocijo es porque somos Salvos y estamos expectantes al día de La Venida de Jesucristo o del día en que nosotros vayamos a Él, por lo tanto ni siquiera la muerte nos quita el sueño.

Romanos 14:8  Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos.

Si tu no has sentido El Gozo de La Salvación y hoy quieres sentirlo, yo te invito a hacer la siguiente oración:

Señor Jesús, en esta hora reconozco que no sé que es El Gozo de La Salvación, reconozco que es una experiencia que no la he vivido, en esta hora yo quiero sentir El Gozo, es algo que quiero vivirlo, por lo tanto reconozco que mi vida te necesita, Jesús yo te necesito, me arrepiento y te pido perdón por cada uno de mis pecados, renuncio a seguir viviendo una vida lejos de ti y de ahora en adelante quiero vivir cerca de ti, te invito a entrar a mi vida, perdona mis pecados, Salva mi alma y otórgame El Gozo de tu Salvación, gracias Señor, Amén.

Esta oración no son unas palabritas mágicas, pero si de corazón te arrepientes, pides perdón por tus pecados y de corazón aceptas a Jesús como Señor y Salvador, Él entrará a tu vida, limpiará tu corazón, purificará tu alma y te otorgará El Gozo de La Salvación.

Apocalipsis 3:20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

Sígueme en twitter: @AngelAntonioD

  1. noviembre 17, 2011 a las 11:07 am

    Hoy mi Pastor me envió un correo con este hermoso mensaje. Fui gratamente sorprendida al confirmar que este mensaje fue escrito por ti, amigo y hermano. Dios te bendiga grandemente!

    • noviembre 17, 2011 a las 6:40 pm

      Wow! Es un tremendo honor para mi que tu Pastor lea mis artículos y que los comparta, Gloria a Dios por esto! Mil gracias y Bendiciones para tu Pastor.

      Bendiciones amiga y hermana, un abrazo!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: