Inicio > Gente, Reflexiones, Salud, Vida > ¿Alcohol? No, gracias

¿Alcohol? No, gracias


Siempre he tenido presente que el consumo moderado del alcohol puede ser de contribución para la salud, pero el consumo excesivo puede ser dañino en gran medida, sin embargo anoche estuve leyendo un artículo que realmente me dejó alarmado, primero empecemos con la parte positiva:

El consumo moderado de alcohol nos ayuda en lo siguiente:

  • Prevenir enfermedades del corazón.
  • Aumentar el colesterol bueno.
  • Detener la formación de coágulos sanguíneos en las arterias.

Ahora bien, el consumo excesivo de alcohol tiene incidencia en lo siguiente:

  • Cáncer de mama.
  • Cáncer oral.
  • Enfermedades del corazón.
  • Derrames cerebrales.
  • Cirrosis en el hígado.
  • Daños de nuestra salud mental.
  • Deterioro de las habilidades de la memoria.
  • Reducción de la fertilidad.

Esto es tan serio que con tan solo consumir más de tres bebidas tienen un efecto directo y perjudicial sobre el corazón, otros daños que puede causar el consumo excesivo de alcohol son los siguientes:

  • Hipertensión arterial.
  • Miocardiopatía alcohólica.
  • Insuficiencia cardíaca congestiva.
  • Accidentes cerebrovasculares.
  • Aumento de grasa en la circulación del cuerpo.

Algunos otros datos estadísticos son los siguientes:

  • Por cada 10 gramos adicionales por día de alcohol, el riesgo de cáncer de mama se incrementa en aproximadamente 7.12%.
  • La ingesta de alcohol por semana en 100 gramos aumenta el riesgo de cáncer de colon en un 19%.
  • El alcohol deteriora la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones virales.
  • El consumo excesivo en los hombres puede reducir la calidad y la cantidad del esperma.
  • El alcohol es un agente cancerígeno comprobado.
  • Cuanto mayor es el consumo de alcohol por semana mayor es el daño al hígado, y esto aumenta de forma exponencial en las personas que beban de seis a ocho botellas de vino más en ese período.
  • En los últimos 20 a 30 años las muertes por enfermedades del hígado se han incrementado en un 500%, y un 85% de ellas fueron debidas al alcohol.
  • El alcohol tiene un mayor impacto que el tabaquismo en la salud porque el alcohol mata a una edad más joven, la edad promedio de muerte para una persona con enfermedad hepática alcohólica es de 40 años.

Algunos otros datos alarmantes son los siguientes:

  • El alcohol es más dañino que la heroína o el crack si se consideran los peligros en general para el individuo y la sociedad.
  • El alcohol es tres veces más dañino que la cocaína o el tabaco, debido a que es tan ampliamente consumido.

Cabe resalta que estos no son datos sensacionalistas o arbitrarios, al contrario, son datos clínicamente comprobados y esto fue lo que me llevó a publicarlo en el blog. Ahora bien veamos lo que dice La Biblia sobre el consumo excesivo de alcohol:

Efesios 5:18 No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu.

En el artículo que leí anoche pude identificar tres consecuencias positivas en el consumo moderado del alcohol frente a veintitrés negativas cuando el consumo es excesivo, la verdad es que el balance es bastante desproporcionado, así que viendo que el alcohol me puede hacer mucho más daño que bien he reafirmado mi conclusión de que no tengo nada que buscar en el alcohol y he publicado este artículo para que luego de verlo tu tomes la decisión que pienses que te pueda ser más conveniente.

El artículo original fue escrito por la BBC, se llama ¿Cuánto daño nos hace el alcohol? 

Sígueme en twitter: @AngelAntonioD

  1. octubre 5, 2011 a las 11:10 pm

    Gracias a Dios que cuando recibí a Cristo lo primero que hice fue tomar la decisión de no consumir más bebidas alcholicas, no por imposición de la iglesia, simplemente porque así lo decidí, es algo que a Dios no le agrada porque el consumo en exceso de alcohol trae violencia, depravación y un sinnumero de cosas negativas.
    Definitivamente prefiero ser llena del espiritu santo, a llenarme de algo que perjudica mi salud.

    • octubre 6, 2011 a las 1:56 pm

      Así es Carolin, estamos en el mismo barco, el consumo en exceso de alcohol no trae otra cosa sino malas consecuencias.

      “Definitivamente prefiero ser llena del Espíritu Santo, a llenarme de algo que perjudica mi salud”.

      Totalmente de acuerdo, nada mejor que ser lleno del Espíritu Santo.

      Bendiciones.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: