Inicio > Amor, Pareja, Personal, Reflexiones, Vida > Hablando sobre El Matrimonio

Hablando sobre El Matrimonio


Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. Génesis 2:24

Cuando Dios es El Centro de nuestro matrimonio, tenemos un matrimonio Feliz, habrán altas y bajas pero Dios nos dará La Sabiduría necesaria para que las cosas marchen bien, Amor, Fidelidad, Comunicación, Comprensión y Respeto (… entre otras que pude haber obviado) son imprescindibles en el matrimonio.

Apenas llevo un poco mas de  un año y dos meses de casado pero en ése tiempo he podido aprender diversas cosas del matrimonio – así como también he recibido valiosos consejos de personas con hasta 40 años de casados – es muy importante amar a tu cónyuge, tenerle respeto, comprensión, entre otros, La Comunicación es vital – bajo ningún concepto puede faltar.

Un día pidiéndole consejo a un tío de mi esposa él me dijo lo siguiente:

En el matrimonio siempre habrá uno que otro día en el cual tengan inconvenientes y una que otra diferencia, cuando eso pase no importa quien tenga la razón – Alguien tiene que ceder.

Palabras sabias de un hombre que tiene 41 años de casado con su esposa y creo que son de las cosas que se entienden solo cuando estás casado, nadie ha dicho que sea sencillo pero Alguien tiene que ceder, he tratado de poner ese consejo en práctica todas las veces que he podido.

Pero sobretodo tienes que permitir que Dios sea La Parte Central de tu matrimonio, recordemos que Él es El Autor del mismo: Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. Génesis 2:24. Cuando tu permites que Dios sea La Parte Central de tu matrimonio las cosas funcionarán mucho mejor.

Aunque nos casamos llenos de amor e ilusión debemos reconocer que seremos dos personas distintas (en educación, costumbre, forma de ver la vida, carácter, entre otros… e incluso puede llegar a ser en algunos casos hasta de diferentes países – como es el mío – lo cual acrecenta las diferencias) , sin embargo cuando esas dos personas diferentes – Hombre y Mujer – se casan dejan de ser dos y se convierten en una sola carne.

Dejan de ser dos y se convierten en Uno: un mismo sentir, un mismo pensar, un mismo caminar, un mismo punto de vista, una misma forma de ver la vida, entre otros, lo cual se logra cultivando una relación de día a día donde están presentes: El Amor, La Fidelidad, La Comunicación, La Comprensión y El Respeto, pero sobre todas estas cosas está presente Dios como parte central del matrimonio.

Por último unas palabras para las parejas de novios que están pensando en contraer matrimonio: Sean SINCEROS en todo el sentido de la palabra, la sinceridad es vital para que el matrimonio funcione y eso debe de empezar desde que ustedes son novios, ya que cuando nos casamos lo hacemos con la persona que conocimos en el noviazgo, por lo tanto si no somos sinceros será casi imposible mantener en el matrimonio la careta que tuvimos en el noviazgo y esto será un inconveniente mayúsculo en el matrimonio porque tu cónyuge descubrirá que eres una persona diferente a la que se enamoró.

La sinceridad en cuales son tus defectos y virtudes, el permitir que tu pareja te conozca tal como eres le permitirá que sepan quién realmente eres y sabrá con quién se casará – lo cual permitirá que el matrimonio tenga una altísima mayor probabilidad de éxito – y sobre todo recuerda: Dios debe ser La Parte Central en la relación.

Sígueme en twitter: @AngelAntonioD

  1. septiembre 5, 2011 a las 9:31 am

    Excelentes palabras, quiera Dios que cuando las personas decidan entrar al matrimonio lo hagan con la plena conciencia de la responsabilidad y el compromiso que implica.

    • septiembre 6, 2011 a las 6:31 pm

      Así es amiga, El Amo es imprescindible pero también debemos tomar en cuenta que en el matrimonio es necesario contar con mucha Responsabilidad porque el compromiso no es minúsculo, si se tomara eso en cuenta antes de contraer matrimonio las tasas de divorcios disminuirían.

  2. septiembre 5, 2011 a las 4:46 pm

    Me encantó. Ser sinceros debe ser una cualidad, que debemos alimentar y mantener en todo tipo de relación ya sea de amistad, de pareja o familiar.
    Con respecto al matrimonio este implica ciertamente muchas cosas, y estoy completamente de acuerdo contigo que Dios debe ser la parte central, como también lo debe ser en nuestra vida.

    • septiembre 6, 2011 a las 6:22 pm

      La Sinceridad es una de las cualidades más valiosas que puede tener el ser humano, su valor es incalculable. Sobre el matrimonio son tantas las cosas que se puede decir que un post es insuficiente, pero aún así quise compartir de manera general algunas de mis experiencia luego de un poco más de un año de casado, pero sobretodo lo más importante es que Dios debe ser la parte central del mismo y no solo del matrimonio sino de toda nuestra vida.

      Bendiciones

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: