Inicio > Amor, Biblia, Cristianos, Dios, Mensajes, Predicación, Reflexiones, Vida > Si amas a Dios… todas las cosas te ayudarán a bien

Si amas a Dios… todas las cosas te ayudarán a bien


Romanos 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Hoy pude aprender algo verdaderamente importante, lo cual Dios me lo ha dado para compartirlo con ustedes en el día de hoy, y es la vedad sobre el propósito de Dios para con nosotros.

Todo en la vida de los Hijos de Dios tiene un propósito, no hay razón para desesperarse, llorar o angustiarse, todo está bajo el perfecto control de Nuestro Señor y está claramente detallado en Romanos 8:28; el cual analizaremos en estos momentos bajo la guianza del Señor.

1- Los que aman a Dios

Lo primero que identificamos en Romanos 8:28 es que el versículo empieza diciendo y sabemos que a los que aman a Dios Ahora la gran pregunta es ¿Quienes son los que aman a Dios? y luego nos podríamos preguntar ¿Cómo identificamos a los que aman a Dios?

1.1 ¿Quienes son los que aman a Dios?

San Juan 14:15 Si me amáis, guardad mis mandamientos.

Toda persona que ama a Dios guarda sus mandamientos – los cuales están claramente establecidos en La Biblia – yo no puedo decir que yo amo a Dios si no respeto Su Palabra, yo no puedo decir que amo a Dios si no hago lo que El me dice, yo no puedo decir que amo a Dios si no me comporto y actúo conforme manda La Biblia.

Salmo 119:96-97 119:96 A toda perfección he visto fin; Amplio sobremanera es tu mandamiento. ¡Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación.

Los que aman a Dios por consecuencia aman Su Ley, Sus Estatutos, Sus Mandatos, porque saben que el fin de los mismos es el bienestar para aquella persona que los cumple, todo le ayudará para su buen vivir y para un grandioso futuro tanto aquí en la tierra como en el cielo.

1.2 ¿Cómo identificamos a los que aman a Dios?

San Mateo 7:16-18 Por su frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.

Fácilmente se puede identificar si alguien ama a Dios a través de sus frutos – sus actos – no es solamente decir “Yo soy Cristiano, yo amo a Dios” ¡No! es nuestro obrar en el día a día, es la forma como actuamos y reaccionamos antes las diferentes situaciones y los diferentes desafíos que nos presenta la vida lo que nos identificará como alguien que ama o no a Dios. Nuestra reacción ante los mandamientos de Dios (San Juan 14:15) es la mejor muestra para saber si en verdad amamos a Dios.

El que ama a Dios da buenos frutos – Da buen testimonio, es un buen ejemplo para los demás, es una persona que nos inspira a aumentar nuestra Fe hacia Dios – es alguien que se preocupa por ser un buen representante de Dios, que se preocupa que no solo en si mismo, sino que en su entorno y en su sociedad se respeten los estatutos establecidos por Dios (por eso se ve como se levantan las voces de muchas personas cuando ven ciertas cosas abominables ante Dios como son: El Aborto, La Legalización de Las Drogas, La Homosexualidad, entre otros).

2- Todas las cosas les ayudan a bien

Cuando El Apóstol Pablo dijo “Todas las cosas les ayudan a bien” ¿A qué se refería exactamente?

Deuteronomio 28:1 Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra.

Todas las cosas nos ayudarán a bien siempre y cuando sean bajo el cumplimiento de los mandamientos de Dios, si en el cumplimiento de los mandamientos de Dios nos acontece algo que aparentemente en el presente sea causa de aflicción a nuestra vida o de la de vida de los que nos rodean, no debemos de preocuparnos o angustiarnos ya que de esa situación Dios se glorificará, ahora bien si la situación viene por una desobediencia, entonces no necesariamente lo que te acontecerá te ayudará a bien, lo que Dios puede hacer en Su Misericordia es hacer que te sirva de experiencia.

Dos ejemplos claro de esto que me refiero son Job y Jonás (ver las historias detalladas en los libros de Job y Jonás respectivamente). Job era “…Un varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal…” (Job 2:3) , sin embargo Dios permitió que Satanás hiciera cosas terribles en su vida, no porque Dios hubiese dejado de amarlo, al contrario al final de la historia de Job podemos ver como fue parte del Perfecto Plan de Dios para con la vida de Job y para testimonio que nos pueda servir a entender que a los que aman a Dios todas las cosas les ayudan a bien.

Jonás fue todo lo contrario, Dios le mandó a dar un mensaje a Nínive pero el tomó un barco hacia Tarsis (Jonás 1:2-3) – osea que desobedeció a Dios – lo que puso así mismo en riesgo de muerte, sin embargo se arrepintió y Dios tuvo misericordia de él, permitiendo que esta situación le sirviera de experiencia.

Por eso todas las cosas nos ayudarán a bien siempre y cuando nos acontezcan cumpliendo La Voluntad de Dios.

San Mateo 5:11-12 Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

3- A los que conforme a su propósito son llamados.

San Juan 15:16 No me elegisteis vosotros a mi, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al padre en mi nombre, él os lo de.

Cada uno de nosotros hemos sido llamados por Dios y lo que hemos escuchado y aceptado Su llamado hemos sido elegidos para un Propósito Único, que aunque se parezca a algún otro propósito no es igual al de nadie más.

Dios nos ha llamado y quiere cumplir Su Propósito en nosotros, es posible que en medio del cumplimiento del mismo tengamos que pasar por una que otra situación, pero no importando lo que pasemos (véase la historia de Job) esto nos ayudará a bien, ya que conforme a Su Propósito hemos sido llamados.

Dios Te Bendiga.

Síguenos en twitter: @elrincongozoso

Anuncios
  1. kfaccesoriesdesing
    noviembre 8, 2010 en 9:51 am

    Muy bueno siervo, sigamos alentandonos en el Señor!

    Bendiciones mil.

    katerine fdez.

    • noviembre 14, 2010 en 10:23 pm

      kfaccesoriesdesing: Seguimos adelante hacia la meta, Bendiciones.

  2. junio 19, 2011 en 11:50 am

    Excelente escrito! A Dios gracias!

    • junio 19, 2011 en 12:19 pm

      Maryorienin: A Dios gracias por darnos estas palabras para compartirlas, gracias a ti por ayudar a difundirlas, Bendiciones.

  1. noviembre 4, 2010 en 5:46 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: