Domingo Bíblico


Domingo anterior: Jehová es Mi Pastor

Tu Bendición está en Las Manos de Dios

Proverbios 10:22 “La bendición de Jehová es la que enriquece y no añade tristeza con ella”.

En el mundo actual que vivimos; mundo de caos, de tristeza y de confusión, vemos como las cosas van de mal en peor y los días son cada más difíciles (San Mato 24:12), donde una minoría de la población acapara la mayoría de las riquezas y la gran mayoría se debate con la pobreza, hace a muchos pensar: ¿Cuál será la solución?

Sin embargo el hombre y la mujer de Dios no dependen de la situación actual, no necesariamente tienen que ser directamente afectados por la crisis y/o el caos actual, ya que dependen directamente de Dios, y en este caso quiero especificarme en la situación financiera de tu vida personal.

Tu Bendición está en Las Manos de Dios

Hageo 2:8 “Mía es la plata y mio es el oro dice Jehová de los ejércitos”.

¡El Dueño, Amo y Señor de Las Finanzas se llama Dios!, tu situación financiera está en las manos de Dios, tu riqueza o pobreza está influenciada directamente en el nivel de tu relación con Dios; y la riqueza y pobreza no están necesariamente relacionada con la cantidad bienes materiales que tengas, sino que tanto o que tan poco puedes hacer con lo que tienes.

Ahora bien hay que señalar algo: el dinero no es malo en si mismo, el deseo de superación de tu vida financiera no es malo en si mismo, lo que si es malo es el amor al dinero.

1 Timoteo 6:10 “Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores”.

Así que no es malo hablar con Dios respecto a tu situación financiera, lo que si debes de cuidarte es de no buscar con demasía el dinero más que cualquier otra cosa.

Tu Bendición está en Las Manos de Dios

Salmos 24:1 “De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo y los que en él habitan”.

Dios es El Dueño de TODO, entonces:

  • ¿Por qué pedirle a un hombre cuando puedes pedirle a Dios?
  • ¿Por qué pedirle a una mujer cuando puedes pedirle a Dios?
  • ¿Por qué pedirle a una empresa cuando puedes pedirle a Dios?

Ojo: no hay nada de malo en pedirle a un hombre, mujer y/o empresa, pero antes de acudir ante cualquier persona y/o institución acude a Dios.

Tu Bendición está en Las Manos de Dios

Jeremías 33:2-3 “Así ha dicho Jehová, que hizo la tierra, Jehová que la formó para afirmarla; Jehová es su nombre. Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tu no conoces”.

Dios mismo nos anima a clamarle, Dios mismo nos anima a pedirle, Dios quien tiene control de de nosotros, control de nuestra vida, te anima a clamarle porque:

Tu Bendición está en Las Manos de Dios

Repítelo así:

Mi Bendición está en Las Manos de Dios

Malaquías 3:10 “Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde”.

En la relación con Dios todo lo que proviene de El requiere de dar un paso de Fe y tomar una decisión, y en el punto de la bendición la decisión que hay que tomar es el pago del diezmo.

Diezmo: Tributo equivalente generalmente a un 10% de las cosechas, de las mercnacías, del botín de guerra, entre otros, que se pagaba en especies o con servicios personales a un Rey o Señor. Parte de los frutos, regularmente la décima, que entregan los fieles a la iglesia. (He aquí un extenso artículo sobre el diezmo).

¿Qué dice La Biblia sobre el Diezmo?

Génesis 14:18-20 “Entonces Melquisedec, Rey de Salem y Sacerdote de Dios Altísimo, sacó pan y vino: Y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo, Creador de los cielos y de la tierra; y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tus manos. Y le dio Abram los diezmos de todo”.

Génesis 28:20-22 “E hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. Y esta piedra que he puesto será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti”.

Levítico 27:30 “Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de Jehová es; es cosa dedicada a Jehová”.

La Bendición de Dios está intrínsecamente relacionada con el Diezmo. Dios está dispuesto a bendecirte, Dios es capaz de bendecirte, Dios quiere bendecirte. Ponte de acuerdo con Dios porque El está dispuesto, es capaz y quiere bendecirte.

  • Mi Bendición está en Las Manos de Dios.
  • Tu Bendición está en Las Manos de Dios.
  • Nuestra Bendición está en Las Manos de Dios.

Ponte de acuerdo con Dios, El quiere ponerse de acuerdo contigo; puedes hacerlo a través de la oración. ¡La Oración es Hablar con Dios!.

No lo olvides:

Tu Bendición está en Las Manos de Dios.

Dios Te Bendiga.

Puedes seguirnos en twitter: @elrincongozoso

Anuncios
  1. junio 21, 2010 en 1:59 pm

    Excelente artículo!

  2. junio 21, 2010 en 2:03 pm

    Maryorie Nin: Gracias a Dios por darme la inspiración, si te parece bien, compártelo con otros.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: