Inicio > Biblia, Cristianos, Mensajes > Cómo reaccionar ante las pruebas y tentaciones

Cómo reaccionar ante las pruebas y tentaciones


Hoy empezamos una serie de mensajes en el cuál estaremos hablando de cada una de las cualidades expresadas en el post ‘Tener La Mente de Cristo‘, hoy estaremos hablando de la primera cualidad que mencionamos: ‘Cuando tenemos La Mente de Cristo sabemos como reaccionar ante las pruebas y tentaciones’.

Hay un principio que dice “Toda acción trae como resultado una reacción”, la reacción no es más que la forma como respondemos ante una situación en particular, por lo tanto como cristianos es necesario saber cómo responder a las pruebas y tentaciones que lleguen a nuestra vida.

Las Pruebas

1 Pedro 1:6-7 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo.

Las pruebas son aflicciones que tienen como fin evaluar nuestra fe, nuestra reacción ante las pruebas no debe de ser otra sino vencerla, ya que cada prueba vencida reflejará la solidez de nuestra fe, así como al contrario si no podemos vencer la prueba actual que tenemos esto quiere decir que tenemos una fe que es débil en ciertas áreas y necesita fortalecerse, la fe se fortalece de la siguiente manera: Romanos 10:17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. Debemos de oír una y otra vez la palabra de Dios, debemos de estar donde está la palabra y hacer todo lo posible por aplicar en nuestra vida la palabra oída, para así de esta manera de aumentar la fe.

Las Tentaciones

1 Corintios 10:13 No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.

Las tentaciones son ataques del enemigo según nuestros deseos y/o necesidades carnales, por ejemplo: si tienes problemas financieros tus tentaciones serán ligadas al tema del dinero, si estás soltero (a) tus tentaciones estarán ligadas a lo sexual, si en algún momento has tenido alguna adicción tus tentaciones podrían estar ligadas a dicha adicción.

Si vemos las tentaciones a nuestro señor Jesucristo (San Mateo 4:1-11) vemos que Jesús tuvo hambre y satanás lo tentó incitándole a convertir las piedras en pan para así poder comérselas, luego lo tentó retándole a demostrar su divinidad que humanamente hablando sería una manera de retar su orgullo, y por último le ofreció riquezas, de una u otra manera si lo vemos desde el punto de vista humano las tentaciones tuvieron que ver con deseos y/o necesidades carnales.

Hay diferentes maneras de reaccionar ante la tentación, podemos enfrentarlas (San Mateo 4:4,7 y 10), podemos resistirlas (Santiago 4:7), o podemos huir de ellas (2 Timoteo 2:22). Lo más importante es que si en medio de una tentación te encomiendas a Dios podrás salir airoso de ésta porque “sabe el Señor librar de tentación a los piadosos” 2 Pedro 2:9a, por lo tanto de una u otra manera Dios te dará la salida para obtener la victoria.

Por último, un ejemplo claro de lo que es saber reaccionar ante las pruebas y tentaciones es José (ver Génesis capítulos 37 al 47) José fue vendido por sus hermanos (capítulo 37:25-28), luego otra vez fue vendido como esclavo en Egipto (37:36) , convidado a tener relaciones sexuales con una mujer casada (para incrementar la agravante era la mujer de su amo) – de la cual tuvo que huir cuando ya no pudo soportar (39:1-12), acusado injustamente de intento de violación sexual a dicha mujer (39:13-19), encarcelado injustamente (39:20), luego se encontró con sus hermanos – a lo cual se vio tentado a vengarse de ellos pero no lo hizo (capítulos 42 al 44).

Lo importante de todo esto es que en medio de sus 13 largos años de pruebas y tentaciones José nunca se apartó de Dios, al contrario Dios estaba con él y en lo que él hacía y no solo esto sino que también lo prosperaba (39:23).

Cuando tenemos la mente de Cristo sabemos cómo reaccionar ante las pruebas y las tentaciones, y no solo esto sino que podemos vencerlas porque ya él las venció primero.

San Juan 16:33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

***

ARTÍCULO RELACIONADO

Tener La Mente de Cristo

Sígueme en twitter: @AngelAntonioD

About these ads
  1. septiembre 20, 2011 en 11:57 am

    Un tema muy importante y necesario. La realidad es que tenemos que internalizar la forma correcta de enfrentar las pruebas y tentaciones porque cuando llegan nos podemos bloquear. Conocer la palabra y declararla ayuda mucho. Bendiciones!!

    • septiembre 23, 2011 en 12:29 pm

      Mientras más conocimiento tengamos de La Palabra de Dios más capacidad de reacción tendremos ante las pruebas y tentaciones.

      Bendiciones.

  1. septiembre 26, 2011 en 2:41 pm
  2. octubre 12, 2011 en 12:01 pm
  3. noviembre 14, 2011 en 7:48 pm
  4. febrero 8, 2012 en 2:17 pm
  5. mayo 2, 2012 en 1:34 pm

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 45 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: